Actualidad

Comienza demolición del ex Grupo Escolar para habilitar espacio que necesita la futura Teletón.

today30 de julio de 2021 2

Fondo

Lo que alguna vez fue un edificio amarillo, lleno de niños corriendo al sonido de la campana, con personas vendiendo dulces en el exterior, junto a los furgones escolares y padres esperando por sus hijos, después del terremoto del 2010 pasó a convertirse en un lugar distópico.
Los muros derruidos, vidrios rotos y paredes llenas de grafitis, le dieron al antiguo Grupo Escolar esa imagen desvencijada. El lugar hasta hoy era refugio para personas en situación de calle, factor de censuradas incivilidades y hasta miedo provocaba en el barrio.

Esa sensación de pasar por ahí y mirarlo, hoy comenzó a desaparecer. Cuadrillas de la Dirección de Obras de la Municipalidad de Chillán comenzaron sus faenas de demolición, para poner fin a la agonía de ese viejo amigo moribundo; y permitirle arrancar una nueva vida con una obra que tendrá, quizás, aún una mayor carga emocional y sentimental que la que ofrece una escuela: un nuevo Centro Oncólogico Regional y el anhelado Centro de Rehabilitación de Teletón.
Todo en los 11.600 metros cuadrados que ofrece el –ya histórico- predio ubicado en Avenida Argentina con calle Cristóbal Colón.
“Tanto el centro oncológico, como la Teletón requerían de un espacio de 5 mil metros cuadrados, por lo que era totalmente posible realizar ambas iniciativas en este mismo predio. Ambas entidades eran algo que por mucho tiempo la gente nos estaba pidiendo, porque por ejemplo los chillanejos que tienen que realizar sus terapias en la Teletón tenían que viajar a Concepción o a Talca”, comentó el alcalde, Camilo Benavente.
Hubo que hacer traslados
Previo al inicio de las faenas, el jefe comunal solicitó a la Dirección de Desarrollo Comunitario que resolviera la situación de las personas que pernoctaban en ese terreno y agregó que los trabajos también ayudarán a brindar seguridad.
Eran seis las personas que de manera constante se refugiaban cada noche en las antiguas aulas. Ellos fueron avisados con anticipación sobre la demolición de la improvisada morada.
Sin embargo, cuando se les fue a buscar en la tarde del miércoles para ubicarlos en alguna residencia con las que cuenta la comuna, ya no estaban. Sí hallaron a otras dos personas, quienes aceptaron acudir a uno de los centros del Padre Chango.
En voz de la concejala Quenne Aitken, “al menos desde el área de seguridad pública, es un gran avance. Aquí se producían muchas incivilidades, nos llevaba a disponer muchos dispositivos de seguridad pública, aumentar rondaje y hoy día que ya no estén las instalaciones nos habilita y nos despeja el lugar. Nos permite iluminar y esperamos que prontamente comience la construcción”.

Siempre con el tema de la reubicación, se debe recordar que en el terreno del ex Grupo Escolar funcionaron hasta el año 2010 las escuelas Diego Barros Arana y Javiera Carrera, que tras el megasismo, fueron reubicadas en el Liceo Narciso Tondreau.

El cambio, como todos, tuvo sus detractores, en especial algunos apoderados, quienes se quejaban por los problemas que les significaría el traslado a un establecimiento aún más lejano de sus casas. Pero al poco andar se zanjó y no se volvió a hablar del tema.
“Estamos contentos de haber trabajado con el Ministerio de Educación para que no existan problemas y se pueda ocupar este gran terreno en estos dos hermosos proyectos”, precisó el director de DAEM, Marco Aguilera, por el trabajo colaborativo entre el municipio y el Mineduc.
3.600 familias de Chillán
Benavente tuvo palabras de reconocimiento para el concejo municipal, considerando que lograron como conjunto superar un impedimento legal para construir en el sitio, y es que tenía prohibición de ser intervenido o reasignarle uso hasta el 2031, ya que para el Ministerio de Educación, seguía siendo un liceo.
Especialmente conmovido por la iniciativa, el concejal Joseph Careaga, quien padece de una condición que lo ha mantenido toda su vida en silla de ruedas, dice estar “tremendamente contento con la gestión que ha realizado la municipalidad. Son aproximadamente 3.600 familias solamente en Chillán, las que se atienden tanto en el Maule como Biobío, que ya van dejar los traslados, porque van a contar con un centro Teletón acá, y el centro oncológico es tremendamente importante también”.
Sobre plazos, nada aún, salvo un “esperamos que se haga el despeje lo antes posible” por parte del jefe comunal.
Y ese “lo antes posible” parece de todas formas, un plazo razonable antes que algún basural haga olvidar que allí alguna vez jugaron y se educaron niños.

Escrito por Desarrollo

Rate it

Artículo anterior

Actualidad

Alcalde de Ninhue solicita a Presidenta del Senado revisar Ley de Plantas Municipales

Con el objeto de realizar una visita protocolar a la Presidenta del Senado de la República, el Alcalde Luis Molina, junto a su par Alejandro Pedreros y a la Senadora por la Región de Ñuble Loreto Carvajal sostuvieron una reunión con la Senadora Yasna Provoste en su oficina parlamentaria ubicada en el Congreso Nacional. “Le planteamos entre otras cosas que pudiera interceder ante el ejecutivo para volver a evaluar la […]

today29 de julio de 2021 6

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0%